Renovación

Arrancan las obras de la nueva unidad de Salud Mental

La futura área dispondrá de 30 camas, frente a las 19 actuales

Fecha: .

El gerente del Sector II, Dr. José Manuel Aldámiz-Echevarría,
El gerente del Sector II, Dr. José Manuel Aldámiz-Echevarría, momentos antes de iniciar la rueda de prensa de hoy lunes 10 de julio

El próximo 15 de julio se inician los movimientos para despejar las zonas necesarias para las obras de la nueva Unidad de Salud Mental del HUMS, que se ubicará en la tercera planta del área B, la que corresponde a la fachada de Paseo Isabel la Católica.

En el transcurso de la reforma, todo el hospital, pacientes, familiares  y trabajadores sufrirán los trastornos propios de una obra. El Gerente del Sector Zaragoza II, Dr.  José Manuel Aldámiz-Echevarría, transmite sus disculpas por las molestias ocasionadas y recuerda que el elemento motivador es la mejora esperada al final del proceso, muy necesaria para los pacientes de Salud Mental. La Gerencia y todo el equipo directivo se comprometen a minimizar en la medida de lo posible el impacto de las obras y estar alertas ante las posibles incidencias que surjan. Asimismo, agradecen el esfuerzo realizado por los trabajadores para seguir realizando sus tareas con un alto nivel a pesar de los trastornos que conlleva la remodelación.

Actualmente, Psiquiatría está situada en la planta sexta del Hospital General, en la zona denominada A, que es la que corresponde a la parte trasera del edificio. Allí permanecerá el servicio, actualmente de 19 camas, hasta la finalización de la reforma. Entonces dispondrá de  30 camas, una extensión que casi dobla la actual (1.153 metros de superficie útil frente a los 578 de ahora) y más zonas de apoyo (sala de terapias, despachos, comedor, zona de estar, trabajo social…)

El proyecto de la nueva Unidad, valorado en 2,5 millones de euros y con una duración de ocho meses, implica renovar toda la planta 3B. Y la primera condición en la fase inicial, de derribo y desescombro, es liberar en la medida de lo posible la planta inferior (2B) y la superior (4B). Esta fase, que es la más molesta, se realiza en agosto y septiembre, periodo en el que baja la presión asistencial y se reduce el número de camas de hospitalización, lo que facilita los movimientos internos.

Para poder vaciar esas tres plantas, es necesario generar otros espacios y por ese motivo en la  segunda quincena de este mes de julio el Hospital de la Defensa va a abrir 34 camas para pacientes de Medicina Interna del Servet. Esta apertura se hará de forma gradual y no se trasladarán enfermos ya hospitalizados en el Servet, sino que éstos ingresarán directamente allí. La disponibilidad de espacios en el Militar (el personal se trasladará del Servet) permitirá liberar la segunda planta del Servet en la zona A, que funcionará como colchón durante los trabajos. Allí se ubicará el servicio de Urología, que actualmente está en la planta 4B, justo encima de donde va a ser la demolición. Aunque este servicio disminuye su capacidad en la nueva ubicación, al ser época estival se queda con los recursos que de forma habitual tiene en estos periodos.

Respecto a la segunda planta B, justo debajo de la obra, los trabajos afectan a tres unidades: Arritmias, Reanimación y Hemodiálisis. Las soluciones son diferentes en función de cada unidad:

  • La actual Unidad de Arritmias fue inaugurada hace año y medio y dispone aún de las antiguas instalaciones operativas (Planta 1 del edificio Multifuncional) Puede trasladarse allí provisionalmente.
  • Los pacientes de Reanimación serán acogidos en la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (planta baja Edificio Multifuncional), que también reduce su actividad quirúrgica en verano y puede habilitar espacios.
  • Hemodiálisis volverá a su ubicación anterior (planta baja del Hospital General) La Unidad había sido trasladada de allí por la construcción de la nueva cafetería, ya en su fase final. No obstante, tras la reforma de Salud Mental, Hemodiálisis dispondrá de una nueva ubicación, en la planta baja del Edificio Multifuncional, para que sus usuarios, ambulatorios, dispongan de un acceso directo desde la calle.

El Hospital de Semana, que actualmente ocupa la planta que se va a derribar, se cierra en largos periodos de verano por baja ocupación, si bien los enfermos que siguen requiriendo tratamiento lo reciben en los servicios que corresponde. Este verano se va a mantener la misma dinámica que años anteriores y, una vez concluido septiembre, su movilidad se coordinará con el Servicio de Urología en la planta 2A.  Además, está previsto que se adecúe un espacio definitivo para el Hospital de Semana en el área que queda libre de Hemodiálisis, en la planta baja del Hospital General.

El Gerente ha destacado hoy 10 de julio en rueda de prensa que todo este proceso ya lleva más de un año de planificación. “El verano pasado –ha recordado- ya hicimos movimientos de servicios quirúrgicos a áreas de hospitalización con la idea de ir liberando espacios que iban a ser necesarios para esta obra”. Asimismo,
el Dr. Aldámiz-Echevarría ha resaltado que la reforma que comienza en agosto se ha planificado de forma que no condicione futuros proyectos de rehabilitación del edificio y sea coherente con las exigencias estructurales que se requieran.