Inversión sanitaria

Nueva Unidad de Hemodiálisis para pacientes externos

Fecha: .

Foto durante la visita de inauguración de la Unidad
Autoridades sanitarias, equipo directivo del Hospital y representantes de Nefrología, en la visita de inauguración de la Unidad de Hemodiálisis

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza ha reformado totalmente un área de 450 metros cuadrados de la planta baja para acoger la nueva Unidad de Hemodiálisis, que dispondrá de dos secciones con 12 sillones y cuatro camas para administrar las casi 12.000 sesiones de tratamiento que reciben entre 70 y 80 pacientes crónicos externos a lo largo de cada año.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha inaugurado hoy 16 de febrero el nuevo espacio que empezará a administrar los tratamientos la próxima semana, y ha felicitado al consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, y a todo el equipo de Nefrología del Miguel Servet por “dignificar un servicio fundamental”. Lambán ha subrayado el compromiso del ejecutivo para dar cumplimiento a un derecho fundamental como es la salud de los aragoneses.

En este sentido, ha recordado que este hospital de referencia habrá invertido esta legislatura más de 12 millones de euros en distintas mejoras, incluyendo tecnología. El sector de Zaragoza también cuenta con otras inversiones destacadas cercanas a los tres millones de euros, a lo que se añaden otros casi 7 millones en aceleradores lineales.

Tras recordar el grado de satisfacción de los aragoneses con su sistema de salud y el incremento del presupuesto del Departamento de Sanidad para 2018, que llega a los 2.000 millones de euros, recuperando niveles de antes de la crisis, cree que actuaciones como la de hoy “es la mejor demostración de dónde van los impuestos de los aragoneses y es la mejor inversión que este gobierno puede hacer junto con la educación y los servicios sociales, que son los que garantizan la igualdad de todos los ciudadanos”. “Es la mejor demostración de dónde van los impuestos de los aragoneses y es la mejor inversión que este gobierno puede hacer junto con la educación y los servicios sociales, que son los que garantizan la igualdad de todos los ciudadanos”.

Confort y seguridad

La hemodiálisis consiste en eliminar las sustancias nocivas que quedan en la sangre por un mal funcionamiento del riñón. Debido a una insuficiencia renal, el órgano no es capaz de realizar su función debidamente y se requiere de un tratamiento sustitutivo. Actualmente, hay distintas opciones (trasplante renal, diálisis domiciliaria o hemodiálisis hospitalaria) que se aplican según las necesidades de cada paciente. La recién creada Unidad ofrece más confort a los enfermos, pero también más seguridad, con una nueva instalación del circuito de agua -se necesita el uso de agua ultrapura y tratamientos especiales de las soluciones de diálisis-, y la informatización del área. Además, toda la tecnología queda empotrada, lo que aporta valor en diseño y en seguridad.

Está previsto que a partir de la próxima semana se administren los tratamientos ya en esta nueva zona situada en la planta baja del Hospital de Traumatología, justo al lado del área de Cirugía Sin Ingreso. El acceso será por la entrada de Traumatología, en lugar de por el Hospital General (Isabel La Católica) como hasta ahora.

La remodelación, cuyo coste ha ascendido a 390.000 euros, responde también a una reivindicación por parte de sanitarios y pacientes, que solicitaban un área más cómoda para la atención a estos enfermos crónicos externos que deben acudir tres días a la semana durante todo el año y cuyas sesiones (hay tres turnos) se prolongan durante cuatro horas de media.

El jefe de Servicio de Nefrología, Alberto Sanjuán, ha mostrado su satisfacción y gratitud por los avances logrados en esta unidad desde hace cincuenta años con la incorporación de modernas técnicas, apertura de unidades de agudos, crónicos, etc. Y ha asegurado que con la apertura de esta nueva zona más moderna, funcional y con todos los avances disponibles, habrá una mejora “notable” tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

El servicio de Nefrología del Hospital Universitario Miguel Servet atendió en 2017 más de 630 ingresos hospitalarios y casi 12.600 consultas externas. Dispone de una planta de hospitalización; una Unidad de Hemodiálisis para la atención del enfermo crónico externo; otra de hemodiálisis destinada al paciente crónico que requiere ser hospitalizado; una tercera Unidad donde se atiende a los pacientes que reciben a la terapia de Diálisis domiciliaria (diálisis peritoneal y, en mucha menor medida, hemodiálisis domiciliaria) y la sección de trasplante renal, tanto de órganos procedentes de donantes vivos como cadáver. A todo ello se suma la consulta de Enfermedad Renal Crónica Avanzada (ERCA). Los especialistas en Nefrología alertan del aumento de las enfermedades renales como consecuencia de los malos hábitos de vida (obesidad, sedentarismo, estrés…) que ocasionan hipertensión o diabetes, factores de riesgo clave en la aparición de la insuficiencia renal.

Se estima que un tratamiento de hemodiálisis al año supone un coste de 48.000 euros. Esta cifra baja a los 32.000 en el caso de la diálisis domiciliaria. Cuando alguno de estos enfermos puede recibir un trasplante renal, el coste del primer año es similar al de hemodiálisis, pero en los años sucesivos baja a 6.000 euros.

El Dr. Sanjuán y el gernete del Sector Zaragoza 2, Dr. José Manuel Aldámiz-Echevarría, han explicado al presidente aragonés y al consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, las ventajas de esta nueva unidad, a cuya inauguración también ha asistido el presidnete de ALCER Ebro, Santaigo Albaladejo.

Inversiones en Zaragoza

El Departamento de Sanidad, asimismo, continúa realizando las inversiones necesarias para mejorar las instalaciones existentes o incorporar nuevos servicios que garanticen una asistencia sanitaria de calidad para todos los aragoneses.

De este modo, estas obras se suman a las inversiones ya realizadas o previstas a corto plazo en el Hospital Universitario Miguel Servet, cuyo sector ha invertido 4,2 millones de euros en mejoras de equipamiento, actualización de equipos y pequeñas obras de reforma y mantenimiento. Además, a esta cuantía hay que sumar los trabajos para las obras de la nueva Unidad de Salud Mental, con un coste de 2,5 millones de euros, y gracias a la cual se pasará de 19 a 30 camas para pacientes agudos. Aprovechando estos trabajos, se ha remodelado también la planta de Urología y se ha reformado la unidad de Reanimación Postoperatoria del Servet.

Cabe recordar, además, la apertura de la nueva Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos (55.000 euros), en funcionamiento desde el pasado mes de octubre, y la reforma del vestíbulo del Hospital Infantil (150.000 euros). También en septiembre se estrenó la nueva cafetería del Servet, en la que se han invertido 1,6 millones de euros.

Asimismo, en la capital aragonesa se están desarrollando ya las obras de reforma del Neuropsiquiátrico Nuestra Señora del Pilar, con una inversión de 2,8 millones de euros. Se ha abierto la nueva Unidad de Salud Mental del Centro de Especialidades Inocencio Jiménez y, a lo largo de este año, se inaugurará también una nueva Unidad de Hemodiálisis en dicho centro.

En cuanto a la inversión en tecnología, Aragón contará ya este año con dos nuevos aceleradores lineales en el Hospital Clínico de Zaragoza, con una inversión global de 6,9 millones de euros, de los que se beneficiarán todos los ciudadanos aragoneses. Un tercer acelerador se licitará este año e irá destinado al Hospital Miguel Servet. Además, el Clínico estrenará este año también un PEC-TAC (el primero en un centro público aragonés) y el Servet, una gammacámara, con un coste global de más de 3,3 millones de euros.