Oncología Radioterápica

Nuevo acelerador lineal para los pacientes aragoneses

El Clínico ya tiene a pleno rendimiento su tercera máquina

Fecha: .

El tercer acelerador del Clínico ya está a pleno rendimiento
El tercer acelerador del Clínico ya está a pleno rendimiento

El Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza cuenta ya con otro nuevo acelerador lineal en funcionamiento, el segundo de nueva adquisición en este centro sanitario. De este modo, el Clínico está dotado ya con tres aceleradores en activo (dos de ellos nuevos), que permiten tratar una media de 120 pacientes al día, frente a los 80 que se podían citar antes de su adquisición.

Este aparato es gemelo del que se puso en marcha en septiembre de 2018 y ambos han sumado una inversión conjunta de 8,3 millones de euros financiada íntegramente con fondos propios del SALUD. De este modo, la comunidad puede disponer de la mejor tecnología actual en la lucha contra el cáncer, dado que los nuevos aparatos permiten aumentar la calidad y seguridad de los tratamientos y reducir las posibles incidencias surgidas por averías de los aceleradores. La directora del centro hospitalario, Isabel Gutiérrez, y el jefe de servicio de la Unidad Multihospitalaria de Oncología Radioterápica de Aragón, Martín Tejedor, han explicado este viernes 19 de julio las características y ventajas de estos aparatos.

Este acelerador, al igual que el anterior, dispone de la tecnología denominada Arcoterapia Volumétrica y de Radioterapia Guiada por la Imagen, lo que supone que lleva integrado un sistema similar a un TAC para realizar imágenes previas a la radiación, asegurando milimétricamente la posición adecuada para cada paciente. Esto permite definir con gran exactitud el volumen a tratar y administrar dosis más altas de radiación sobre el tumor, aumentando las posibilidades de curación y disminuyendo las dosis de radiación sobre los órganos sanos, reduciendo así los efectos secundarios tanto agudos o crónicos.

Tiene capacidad para tratar a unos 40 pacientes cada día, administrando los tratamientos con alta precisión y en menos número de sesiones, lo que supone un claro beneficio para los pacientes. Además, una de las grandes ventajas de tener dos aceleradores totalmente iguales en el mismo espacio es la posibilidad de tratar pacientes en cualquiera de los dos existentes. Y, en el caso de que se den averías puntuales, se puede pasar un paciente de uno a otro equipo sin perder el día de radioterapia.

Organización asistencial

El equipo está ya a pleno rendimiento, funcionando desde las 7.30 a las 22.00 horas. En principio, el primer aparato que se instaló trata fundamentalmente a pacientes con tumores en estructuras de tórax y cabeza-cuello y el segundo, a pacientes con tumores urológicos. De este modo, no es preciso cambiar en cada afectado los inmovilizadores de localización necesarios para aplicar el tratamiento, de modo que la atención es más cómoda y rápida. Es preciso matizar, no obstante, que ambos aceleradores se pueden tratar todo tipo de pacientes.

Cabe recordar, además, que el Hospital Universitario Miguel Servet dispondrá también en los próximos meses de un nuevo acelerador lineal (el tercero de los tramitados en la pasada legislatura, en este caso gracias a Fundación Amancio Ortega), también de última generación y con los más recientes avances tecnológicos, tras la realización de las obras de adecuación del búnker de este centro y su calibración y posterior puesta en marcha.

Así, Aragón pasará de tener 4 aceleradores en los hospitales del SALUD a 6 aceleradores, 3 de ellos completamente nuevos. El Departamento de Sanidad continua de este modo plasmando su apuesta por la renovación de la alta tecnología sanitaria, con una inversión de 39,4 millones de euros en la pasada legislatura. Entre las adquisiciones más relevantes destacan los tres aceleradores lineales, el PET-TAC (el primero en un hospital público aragonés), 6 resonancias y 10 nuevos mamógrafos.