Responsabilidad Social Corporativa

Opel dona un coche al Servet para Terapia Ocupacional

El primer Opel Crossland X va a servir para entrenar a pacientes con discapacidad en tratamiento de Rehabilitación

Fecha: .

Coche donado por Opel para el Servet
Un paciente y terapeutas ocupacionales del Servet  miran el interior del coche con el director de Opel España, Antonio Cobo, y la directora de Enfermería, Teresa Antoñanzas

Opel vuelve a colaborar con el Hospital Miguel Servet y en un acto celebrado esta mañana en el propio hospital, en la unidad de Terapia Ocupacional, Antonio Cobo, Director General de Opel España, ha hecho entrega primer Opel Crossland X. Uno de los prototipos utilizado tanto en Alemania como en la planta de Zaragoza durante 2016 y 2017 para validar la secuencia del método de montaje, el entrenamiento de personal fuera de línea y la puesta a punto de las instalaciones; asegurando así que el lanzamiento del nuevo Crossover de Opel fuera todo un éxito y proporcionar, a tiempo y desde el primer momento, un producto de alta calidad.

Este coche piloto, montado y desmontado por los operarios de Figueruelas en numerosas ocasiones, tendrá ahora un segundo uso y continuará con su labor de entrenamiento. Su chasis elevado servirá para que La Unidad de Terapia Ocupacional del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza entrene a pacientes con discapacidad o movilidad reducida y a sus familiares en la transferencia entre la silla de ruedas y el vehículo, de forma autónoma, incluyendo el desmontaje de la silla de ruedas y su introducción en la parte trasera del vehículo cuando sea posible.

 

Además la Unidad de Terapia Ocupacional  enseñará  a familiares y  pacientes con movilidad reducida las estrategias para acceder al interior del vehículo de forma adecuada, respetando las capacidades motrices del paciente y las dimensiones del vehículo del familiar.

En el acto de entrega, Teresa Antoñanzas, Directora de Enfermería del Hospital Universitario Miguel Servet, ha destacado la importancia de contar con un vehículo para la rehabilitación ya que “Para un paciente con cualquier tipo de discapacidad, conducir y tener un vehículo propio es un paso muy importante para su independencia. Para conseguirlo es necesario aprender a introducir y sacar y montar la silla de ruedas del vehículo, además de a sí mismo”. Por ello, agradece a Opel España que vuelva a colaborar con el hospital Miguel Servet, no sólo en los estudios de salud del corazón en el que participan desinteresadamente los empleados de la planta de Zaragoza, sino también con la donación altruista de este modelo que servirá para enseñar al paciente a no depender de una segunda persona y poder desplazarse de forma autónoma.

Antonio Cobo ha manifestado su satisfacción y la de los empleados de la planta de Zaragoza por poder colaborar a que la vida del paciente sea mejor. “Mi más sincera enhorabuena a la labor que realizan el personal sanitario y la dirección del Miguel Servet. Hoy, para el equipo del proyecto Opel Crossland X y para toda la plantilla de Opel España, es una satisfacción  contribuir con este vehículo a la rehabilitación de pacientes que a pesar de las dificultades, con entrenamiento y valor, pueden volver a sentir el placer y la autonomía que proporciona el conducir”.