Participación ciudadana

Realidad virtual contra los estigmas de la psoriasis

El Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza muestra el impacto social de la psoriasis a través de la realidad virtual

Fecha: .

Estudiantes, directivos del Hospital y promotores de la inicaitiva, ante la cabina isntalada en Traumatología
Estudiantes, directivos del Hospital y promotores de la inicaitiva, ante la cabina instalada en Traumatología

El Hospital Universitario Miguel Servet participa en un proyecto de la asociación de pacientes Acción Psoriasis que intenta, a través de la realidad virtual, luchar contra los estigmas que a veces sufre esta enfermedad del sistema inmunológico. Se ha instalado una cabina en el vestíbulo de Traumatología que permanece martes 6, miércoles 7 y jueves 8 de marzo de 8 a 15.00 dentro de la cual los usuarios pueden ponerse unas gafas y cascos y, a través de realidad virtual, conocer el rechazo social que a veces sufren personas con psoriasis por el desconocimiento que existe sobre la enfermedad. El director del Hospital, Dr. Juan Ramón Portillo, ha inaugurado esta inicaitiva y ha apostado por la implicación del Hospital en actividades que ayuden a empatizar con los pacientes. La dermatóloga Estrella Simal ha insistido en que la psoriasis es una enferemdad genética no contagiosa y ha dado esperanza con los avances logrados con los últimos tratamientos. Alumnos de San Vicente de Paul han venido al Hospital a conocer la iniciativa.

Esta iniciativa está disponible y abierta al público los días 6 y 7 de marzo, en el vestíbulo del Hospital de Traumatología (entrada por calle Gonzalo Calamita). Allí, a través de unas gafas de realidad virtual, el espectador puede vivir la experiencia de formar parte de la historia real de una persona con psoriasis que asiste a una clase de pilates y tiene que afrontar la visibilidad de sus placas. El espectador interactúa con el paciente mediante contacto visual y establece su propio juicio sobre la situación, generando así un alto grado de empatía.

Para acercar esta experiencia lo más posible a la realidad, se ha utilizado la estereoscopía, que permite reproducir una situación real a través de información visual tridimensional, que a su vez crea ilusión de profundidad, y el sonido binaural, que transmite una sensación de sonido 3D similar a la de estar físicamente en el lugar donde se producen los sonidos.

En el desarrollo de este proyecto que estos días alberga el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza han participado desde el inicio pacientes y dermatólogos para generar una historia que pueda resultar cotidiana para las personas con psoriasis. De hecho, la presentación del proyecto ha contado con la Dra. Estrella Simal, del Servicio de Dermatología del hospital, Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis, y Eduardo Muñoz, responsable Relaciones Institucionales de Lilly en Aragón.

Con esta actividad se pretende sensibilizar a la ciudadanía del impacto de la psoriasis en la sociedad para desterrar la percepción errónea de que es una enfermedad contagiosa y disminuir el rechazo que sufren los afectados.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que provoca descamación e inflamación. En un porcentaje relevante de casos (entre un 15 y un 30%) puede manifestarse también en las articulaciones (artritis psoriásica). Se estima que la psoriasis afecta aproximadamente a un 2,3% de la población.

Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis, ha señalado que “uno de los objetivos de nuestra asociación es normalizar esta enfermedad ya que, a pesar de que afecta a más de un millón de personas en España, la concienciación de esta patología es baja y existe una percepción errónea de que es una enfermedad contagiosa. Las nuevas tecnologías nos ayudan a que la población entienda mejor los retos a los que se enfrentan cada día los pacientes, a que no se sientan solos y, en definitiva, a que tengan una mejor calidad de vida y aspiren a ir más allá de su enfermedad”.

Por su parte, la Dra. Estrella Simal, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, ha indicado que, “la psoriasis afecta mucho a la calidad de vida del paciente, tanto en el ámbito social, como en la relación de pareja y, por supuesto, en el trabajo”. “Por ello, es muy importante –destaca la doctora- que la ciudadanía conozca esta patología para evitar rechazo social hacia los afectados, pero también para que los enfermos se pongan en manos de los especialistas cuanto antes”. La dermatóloga explica que aunque la enfermedad no se cura, sí que existen tratamientos actuales “que blanquean las lesiones” y hacen que el proceso sea asintomático. “Pero además, la psoriasis puede ir asociada a otras enfermedades y es muy importante tratar todas”, concluye.