Día Mundial

Un 15 % de los ictus ocurren en menores de 50 años

Aunque la edad avanzada es un factor de riesgo, los expertos llaman a los pacientes más jóvenes a no bajar la guardia ante esta enfermedad que constituye la primera causa de fallecimiento en mujeres en Aragón

Fecha: .

Imagen de la rueda de prensa sobre ictus
En la foto, un momento de la intervención del neurólogo Herbert Tejada, del Servet, durante la rueda de prensa impartida este lunes 24 de octubre por (de izquierda a derecha) Javier Marta, jefe de la Unidad de Ictus del Servet; María Bestué, directora del HUMS; Miguel Lierta, presidente de AIDA y Carlos Tejero, responsable de la Unidad de Ictus del Clínico.

Son los causantes de cerca de 2.400 hospitalizaciones al año, suponen el 8% de las Urgencias médicas ingresadas, son la primera causa de discapacidad y representan el 3% del gasto sanitario. Y al contrario de lo que se puede pensar, también se dan entre pacientes jóvenes. Precisamente ese, el de concienciar a la población de que los jóvenes también pueden sufrir un ictus, es el objetivo de la campaña organizada por la Asociación Ictus de Aragón (AIDA) junto a los hospitales Clínico y Miguel Servet de Zaragoza con motivo de la proximidad del Día Mundial del Ictus (29 de octubre). Y es que, un 15% de los accidentes cerebrovasculares ocurren en menores de 50 años, y un 25% en menores de 65.

 

Los ictus isquémicos, también llamados infartos cerebrales (en los que se produce una falta de riego), son los más frecuentes y en el 10% de los casos se producen en adultos jóvenes. Extrapolando esta estimación, cada año en Aragón alrededor de 240 personas menores de 50 años pueden sufrir un ictus isquémico.

 

En el caso de los ictus hemorrágicos (sangrado cerebral), la incidencia en jóvenes menores de 50 años se sitúa en 5 nuevos casos por cada 100.000 habitantes. Esta variante de la enfermedad se asocia a una alta mortalidad, morbilidad y discapacidad a largo plazo: la mortalidad a los 3 meses es del 17% y a los 10 años superior al 25%.

 

Son los datos del ictus en Aragón, que este lunes han sido desgranados en una rueda de prensa en la que han participado el presidente de la Asociación Ictus de Aragón, Miguel Lierta, junto a los doctores Javier Marta Moreno y Herbert Tejada, neurólogos de la Unidad de Ictus del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza; y el doctor Carlos Tejero, neurólogo en el Hospital Clínico Universitario 'Lozano Blesa' de Zaragoza.

 

El ictus es la primera causa de muerte en Aragón en mujeres y la tercera en hombres, y la segunda causa de demencia en la comunidad. A pesar de ello, hasta el 80% de los accidentes cerebrovasculares podrían evitarse adoptando un estilo de vida saludable, especialmente entre los 30 y los 60 años. De hecho, los médicos advierten de que para evitar sufrir un ictus antes de los 50 años, es crucial empezar a prevenirlo a partir de los 30 abandonando el tabaco, controlando la tensión, cuidando la dieta y haciendo ejercicio regularmente.

 

Además, los expertos han insistido en que en caso de sufrir un ictus la atención temprana es fundamental, por eso resulta tan importante reconocer sus síntomas. Cuando hay un problema de riego cerebral, en pocos minutos esa parte del cerebro deja de funcionar inesperadamente. Los síntomas más frecuentes y orientadores son la pérdida de fuerza de un brazo, una pierna o ambos; pérdida o alteración del habla; desviación de la boca a un lado; pérdida de la visión de un ojo o de ambos; solo en los ictus más graves va a haber un dolor de cabeza fuerte o una pérdida de conciencia con caída al suelo.

En caso de tener alguno o varios de estos síntomas, el paciente o sus acompañantes deben llamar de inmediato al 061. El personal de emergencias, tras realizar una serie de preguntas, activa el Código Ictusy da al caso una prioridad total, coordinando a los neurólogos para acortar el tiempo de respuesta.

 

Primera causa de discapacidad a nivel mundial

El ictus supone la primera causa de discapacidad grave a nivel mundial. En España afecta a unas 130.000 personas al año, de las cuales 80.000 fallecen o les sobreviene alguna discapacidad. Algunas de las secuelas físicas más frecuentes son la parálisis, problemas de la marcha, la sensibilidad o la visión, aunque también pueden ser cognitivas y psicológicas. En los ictus que ocurren a edades medias en personas que trabajan es más frecuente no poder hacer una vida normal por las secuelas psicológicas que por las físicas.

Dada la realidad de esta enfermedad que fragmenta la vida laboral, familiar y social del afectado, y dado que la rehabilitación ofrecida por el Sistema Público de Salud tiene mayor demanda de la que puede atender, desde AIDA se trabaja por la mejora de la calidad de vida de estas personas y de sus familiares. La asociación proporciona una rehabilitación integral para evitar que los afectados caigan en algún tipo de exclusión social gracias a un equipo transdisciplinar.

 

AIDA cuenta con uno de los Centros de Neurorrehabilitación más completos de España, con las instalaciones y el material necesario y un equipo de profesionales de los ámbitos de la medicina rehabilitadora, el trabajo social, la fisioterapia, la terapia ocupacional, la logopedia, la psicología y la neuropsicología. Durante el año 2021, la Asociación Ictus de Aragón ha realizado un total de 14.025 atenciones, con una media de 1.168 atenciones al mes (5.783 de fisioterapia, 3.157 de terapia ocupacional, 2.262 de logopedia y 2.824 de neuropsicología). Además de la atención que proporciona en su centro, AIDA lleva a cabo numerosas actividades encaminadas a la prevención y actuación ante el ictus. En 2021, por ejemplo, recorrió las 33 comarcas de Aragón hasta en dos ocasiones poniendo en marcha acciones como una charla de prevención en Calamocha, una escuela taller en Atades, un taller de Atención socio sanitaria en la Comarca del Aranda o un taller de Empleo de Atención socio sanitaria en Calatayud.

 

Acto médico-divulgativo

El próximo miércoles 26 de octubre, organizado por AIDA, tendrá lugar el acto médico central del Día del Ictus 2022. Será a las 17:30h en el Salón de Actos del Instituto Aragonés de la Juventud (C/ Franco y López, 4) y estará presidido por la consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés.

 

Durante esta jornada se llevarán a cabo diversas charlas impartidas por distintos profesionales: el Dr. Herbert Tejada Meza, neurólogo neurointervencionista del Hospital Miguel Servet abordará el ictus isquémico en pacientes jóvenes; el Dr. Carlos Tejero Juste, neurólogo del Hospital Clínico profundizará en el ictus hemorrágico en el paciente joven; y Saray Aparicio, enfermera especialista en Familiar y Comunitaria y Coordinadora de la Escuela de Salud de Aragón, hablará sobre cómo humanizar la sanidad. Asimismo, habrá espacio para el testimonio de un familiar de un afectado por ictus y para hacer un repaso por la trayectoria de AIDA a través de su presidente, Miguel Lierta. El acto concluirá con la entrega del galardón Cerebro de Oro