Innovación tecnológica

Un retinógrafo que capta zonas del ojo antes inaccesibles

Fecha: .

Autoridades presentan el retinófrago ante los medios de comunicación
De izq. a dcha., el director del Hospital, Dr. Juan Ramón Portillo; la directora general de Zeiss-Iberia, Anita Sonnenfroh; el jefe de servicio, Dr. Luis Pablo, y Juan Luis Fuentes, fotógrafo del servicio de Ofltamología del Servet.  

El Hospital Universitario Miguel Servet (HUMS) de Zaragoza ha adquirido un nuevo retinógrafo de campo amplio para fotografiar la retina periférica con mayor resolución. Esta tecnología de última generación permite obtener fotografías de zonas del ojo inaccesibles para los equipos de uso habitual, ya que puede capturar imágenes del fondo del ojo con colores auténticos y alta resolución sin molestias para el paciente. La duración de la prueba apenas dura unos minutos y en algunos casos ni siquiera es preciso dilatar la pupila.

El jefe de servicio de Oftalmología del Servet, Dr. Luis Pablo Júlvez, explica que el ojo es como una esfera y es difícil acceder a la parte anterior. “Con este aparato conseguimos hacer fotografías de una calidad excepcional y viendo gran parte de la retina”, comenta. “Haciendo varias fotografías y montándolas podemos ver hasta 200 grados de la retina, cuando una retinografía normal nos deja ver unos 30 grados”, añade. Disponer de imágenes con colores reales y con tanta precisión aporta información científica de gran utilidad tanto para el diagnóstico de la enfermedad, como para comprobar la evolución de los tratamientos.

La tecnología se va a destinar fundamentalmente para el seguimiento de pacientes diabéticos, sobre todo para el control de diabéticos tipo 1 (juveniles), para detectar la enfermedad cuando afecta a la retina periférica, que es donde empieza a desarrollarse. El retinógrafo también va a aportar mucha información para el diagnóstico y seguimiento de tumores intraoculares.

Seguimiento mediante fotografías

Hacer una biopsia para conocer el tipo histológico es muy complicado y este aparato nos permite hacer un seguimiento mediante fotografías”, comenta el Dr. Pablo. “Ver el aspecto del tumor y, sobre todo, si sufre variaciones, nos da pistas sobre cómo actuar”, afirma. Otras patologías para las que va a ser muy útil este aparato son las que afectan al área periférica de la retina (desgarros, desprendimientos de retina, vasculitis, enfermedades congénitas…)

Clarus 500, que es el nombre comercial de esta tecnología, es el primer aparato de estas características que se instala en un hospital público (la tecnología se aprobó recientemente en Europa) y requiere de un buen entrenamiento por parte de los profesionales para su manejo. El servicio de Oftalmología del HUMS dispone de un fotógrafo profesional especializado en imágenes oculares. Según Luis Pablo, al tratarse de una tecnología de alto coste –el precio en el mercado es de 150.000 euros- y de complejo manejo, desde el Servet se atenderán las consultas que lleguen de otros hospitales de Aragón.

El director del HUMS, Dr. Juan Ramón Portillo, y la directora general de Zeiss-Iberia, Anita Sonnenfroh, han presentado el lunes 4 de junio esta tecnología en el Hospital. Juan Ramón Portillo ha incidido en la necesaria apuesta por la renovación tecnológica en hospitales como el Servet y Anita Sonnenfroh ha elogiado que este tipo de avances lleguen a la sanidad pública para que toda la población pueda beneficiarse de sus prestaciones. Actualmente, el Servet es el único hospital público que dispone de este retinógrafo.