Otros Servicios

Unidad de Trabajo Social

La enfermedad puede modificar nuestra perspectiva y nuestra capacidad de enfrentarnos a las dificultades. Además el ingreso hospitalario, constituye un cambio en la vida diaria del paciente que, cuando  no   dispone de ningún apoyo, puede significarle mayor angustia que su propio problema de salud. 

En ocasiones, surgen situaciones nuevas, como consecuencia de una enfermedad determinada, con las que el paciente nunca antes ha tenido que enfrentarse y, por lo tanto, desconoce. Hay que ayudarle a saber cómo enfrentar esa nueva situación, con qué medios y con qué mediadores. Probablemente tendrá que modificar el modelo de funcionamiento anterior para adaptarse a las nuevas circunstancias. 

La pretensión es identificar las redes familiares y sociales y promover la utilización de los recursos disponibles, con el fin  de capacitar al paciente; actuando de enlace entre el equipo hospitalario y el resto de los servicios de salud y sociales.

En el hospital Infantil, dada la edad de los usuarios, y el derecho de éstos a especial protección, se hace mayor incidencia en la captación de los factores de riesgo, señales de alerta o indicadores que pudieran poner de manifiesto que el niño no está recibiendo los cuidados que precisa.

Líneas de actuación:

  • Atención a demanda de usuarios del hospital, tanto ingresado como ambulatorio: informar sobre sus derechos y deberes, así como facilitarles los trámites burocráticos o legales que tengan que llevar a cabo.
  • Planificación del alta hospitalaria: valoración de la situación social. Acordar con los pacientes o sus familias cual es la situación deseable y tratar de alcanzarla para evitar, en lo posible,  recaídas o reingresos.
  • Población inmigrante: acogida, intérpretes, legalización de documentación, derivación a otros organismos (formación, vivienda, búsqueda de empleo…)
  • Drogodependencias: coordinación con las unidades en las que están en tratamiento.
  • Menores: Seguimiento del cumplimiento de las prescripciones de salud, en coordinación con Atención Primaria. Seguimiento del  nivel de cuidados, en coordinación con los Servicios Sociales de base, los centros escolares, el servicio especializado de menores, etc.
  • Recién nacidos cuyas familias no pueden abordar solas la crianza del  hijo (escasez de habilidades, escasez de recursos, familias monoparentales, desconocimiento del idioma, precariedad laboral…)
  • Personas solas, con cargas familiares (hijos, padres, etc.) cuya enfermedad supone la desprotección de quienes dependen de ellas.
  • Colaboración con otros organismos oficiales: Policía Nacional y local, Fiscalía, Juzgados, Instituciones Penitenciarias, ONGs, Ayuntamiento, Comarcas y servicios de salud de otras CC.AA.

 

Despacho: Planta baja Hospital Infantil