Medicamentos


Lo que usted debe saber sobre los medicamentos

Cuando usted vaya a la consulta del médico (médico de atención primaria, especialista o dentista) lleve la lista de todos los medicamentos que toma. Ellos tienen que conocer los medicamentos que le han prescrito los otros médicos que le atienden.

Tenga presente que cuando se utilizan medicamentos pueden producirse errores en su administración que, a veces, llegan a causar daños en su salud. Para prevenirlos debe conocer bien los medicamentos que utiliza y para ello debe pedir información a médicos, farmacéuticos o enfermeros/as.

Los profesionales sanitarios que le atienden se esfuerzan por mantener su salud, pero no olvide que usted es responsable de tomar correctamente los medicamentos que le han indicado.

Recomendaciones:

  • Guarde los medicamentos en sus envases originales lo que evitará confundir un medicamento con otro de apariencia similar.
  • Conserve el prospecto de cada medicamento y léalo siempre que tenga cualquier duda sobre las instrucciones que debe seguir.
  • Asegúrese de que está tomando el medicamento correcto. Hay muchos medicamentos que tienen formas y colores parecidos.
  • No tome medicación que no le haya pautado su médico, ni siquiera productos de herbolario.
  • Es muy importante que respete el horario de toma de la medicación. Puede ser útil escribir en el envase cuando debe tomar el medicamento. Nunca tome una dosis doble.
  • No parta, abra o triture ningún comprimido o cápsula sin asegurarse antes que sea posible hacerlo con ese medicamento, según las instrucciones del prospecto.
  • Para tomar los medicamentos líquidos utilice únicamente la cuchara o dosificador incluidos. Pueden producirse errores en la dosis si utiliza otras cucharas con ese medicamento o si utiliza la cuchara o el dosificador de un medicamento para tomar otro diferente.
  • No conserve los medicamentos en la cocina, el baño o en lugares expuestos a la luz o a humedad. Manténgalos siempre fuera del alcance de los niños.
  • No guarde medicamentos junto a sus productos de higiene personal para evitar confusión.
  • Revise el botiquín del domicilio y lleve a la farmacia aquellos medicamentos caducados o que ya no están incluidos en su tratamiento. No los tire a la basura.
  • Comunique a su médico cualquier síntoma o malestar que presente.
  • Cuando el médico le recete algún medicamento nuevo no dude en preguntarle para qué sirve, cómo debe tomarlo, durante cuánto tiempo y si precisa algún control.
  • Cuando vaya con la receta a la farmacia, pídale también a su farmacéutico que le explique cualquier duda sobre su medicación.